DAGLA

Tabletas

(ITOPRIDA)

Gastroprokinetics (A3F)

nycomed.jpg
ADMINISTRACIÓN Y POSOLOGÍA
ALMACENAMIENTO
ALTERACIONES DE PRUEBAS DE LABORATORIO
BIBLIOGRAFÍA
COMPOSICIÓN
CONTRAINDICACIONES
EFECTOS ADVERSOS
EMBARAZO Y LACTANCIA
INDICACIONES
INTERACCIONES
PRECAUCIONES
PRESENTACIÓN
PROPIEDADES
SOBREDOSIFICACIÓN

DOSIS Y VÍA DE ADMINISTRACIÓN:

Vía de administración: Oral.

Dosis: Pacientes adultos y mayores de 12 años: La dosis terapéutica diaria habitual de DAGLA® es de 50 mg tres veces al día (la dosis total diaria es de 150 mg) que deben ser administradas de 20 a 30 minutos antes de la ingesta de los alimentos ya que la concentración plasmática máxima (Cmáx) se alcanza aproximadamente a los 30 minutos de haber ingerido el medicamento. La dosis total diaria puede ajustarse según la edad del paciente y/o la intensidad de sus síntomas.

La enfermedad por reflujo gastroesofágico (ERGE) es una entidad heterogénea con etiología multifactorial, dentro de estos factores destacan el incremento anormal de los episodios de relajación transitoria del esfínter esofágico inferior (RTEEI), la hiperacidez gástrica, el rápido aumento del índice de masa corporal (IMC), los trastornos motores debidos a la ausencia de relajación fisiológica del fondo gástrico y/o al retardo del vaciamiento gástrico y finalmente a la presencia de reflujo duodeno-gastro-esofágico de contenido biliar.

Marshall y Vaezi han demostrado que de manera anormal, el reflujo biliar duodeno-gastro-esofágico ocurre hasta en 50% de los pacientes con enfermedad por reflujo gastroesofágico no erosivo, 79% de los pacientes con enfermedad por reflujo gastroesofágico variante erosiva y hasta en un 95% de los pacientes con lesiones por esófago de Barrett.

Habitualmente el tratamiento farmacológico del paciente con enfermedad leve a moderada por reflujo gastro-esofágico en cualquiera de sus variantes (ERGE erosiva; grados A-B de la clasificación de “Los Angeles” o bien los casos de reflujo no erosivo ERNE), requiere generalmente una dosis de una (1) tableta de DAGLA® tres veces al día; de 20 a 30 minutos antes del desayuno, de la comida y de la cena, durante 4 a 8 semanas continuas de tratamiento para el adecuado control de los síntomas.

Algunos casos severos de reflujo erosivo, o de difícil control de síntomas, considerados como “ERGE refractaria”, pueden requerir de la terapia combinada con algún otro medicamento, tal como, inhibidores de la bomba de protones; ya sea a la dosis estándar de 40 mg o.d. o bien, con el esquema de dosis fraccionada 20 mg b.i.d. o inclusive con doble dosis 40 mg b.i.d. Otros casos de difícil control, como el esófago hipersensible o la pirosis funcional, pueden requerir de la utilización de un fármaco neuromodulador visceral (ATC o ISRS) solo o asociado con el procinético. Otros casos, simplemente, requerirán de un ajuste o incremento de la dosis de DAGLA® a dos (2) tabletas de 50 mg tres veces al día durante 8 a 12 semanas.

A decisión del médico tratante, la administración concomitante de un inhibidor de la bomba de protones (IBPs) conjuntamente con DAGLA® puede perfectamente llevarse a cabo sin esperar ningún fenómeno de interacción medicamentosa ya que el clorhidrato de itoprida es rápida y extensamente metabolizado por el sistema enzimático de la flavin-monooxigenasa 1 y 3 (FMO1-FMO3). Esta vía metabólica no utiliza ni interfiere de ninguna forma con el sistema enzimático del citocromo P450. En contraste, los demás procinéticos se metabolizan a través de la isoforma CYP 3A4 del citocromo P450, siendo esta vía metabólica, la misma que utilizan los IBPs excepto el pantoprazol, el cual, es el único facultado para utilizar la vía alterna del metabolismo hepático denominada fase II o glucuronidación. La combinación de otros procinéticos con un IBP (excepto pantoprazol), prolongará la vida media terminal del agente procinético, con el probable riesgo de incrementar sus eventos adversos.

Los pacientes con dispepsia funcional leve o moderada de acuerdo a los criterios diagnósticos de Roma II (tipo úlcera, tipo dismotilidad o tipo inespecífico) o de acuerdo a los criterios diagnósticos de Roma III (síndrome de malestar post-prandial o síndrome de dolor epigástrico), habitualmente presentan síntomas combinados a lo largo del curso de su enfermedad. Estos pacientes requieren de un manejo específico enfocado principalmente al control de los síntomas predominantes del momento. La administración diaria de una (1) tableta de DAGLA® 50 mg tres veces al día durante 8 a 12 semanas, promueve y mejora el proceso de vaciamiento gastro-duodenal aliviando la mayoría de los síntomas, principalmente aquellos presentes o relacionados con la ingesta de alimentos (i.e. saciedad temprana, plenitud post- prandial, náusea, distensión, etc.).

Los casos severos o refractarios al tratamiento de síntomas de dispepsia funcional o bien en todos aquellos pacientes cuyo inicio de los síntomas dispépticos se presente después de los 50 años de edad, requieren siempre de un riguroso y cuidadoso protocolo de estudio gastroenterológico (i.e. panendoscopía, determinación de Helicobacter pylori, vaciamiento gástrico mediante centellograma gástrico, pruebas con barostato gástrico, etc.) para poder establecer con toda precisión la magnitud del problema y sus posibilidades terapéuticas. El manejo de este grupo de pacientes representa un reto terapéutico y generalmente se requiere utilizar una terapia combinada (e.g. IBP asociado a un procinético o bien, IBP asociado a un neuromodulador), es decir, las diferentes combinaciones terapéuticas entre IBPs, procinéticos, neuromoduladores y relajantes del fondo gástrico, entre otros, además, en algunos casos, será necesario indicar una dieta fraccionada (4 a 6 veces al día) con restricción de la ingesta cualicuantitativa de grasas.

En estos casos, la dosis diaria de una (1) tableta de DAGLA® 50 mg tres veces al día, puede escalarse de manera progresiva hasta 150 mg tres veces al día (dosis total máxima diaria de 450 mg/día) durante un periodo de 8 a 12 semanas. Durante este periodo, se recomienda monitorear los niveles séricos de prolactina y al menos durante las 4 semanas posteriores a la suspensión del medicamento.

En los casos de pacientes con gastroparesis idiopática, siempre se deberá investigar primero la causa que la produce. El éxito del tratamiento médico de la gastroparesis siempre dependerá de la severidad del trastorno y de la intensidad de los síntomas. Hasta el momento no existe una cura definitiva para esta condición ya que generalmente es parte de una enfermedad crónica (e.g. diabetes mellitus). El tratamiento médico farmacológico, solamente ayuda a manejar esta condición coadyuvando a permitir que el paciente se mantenga controlado metabólicamente y lo más confortable posible. Para algunos casos de gastroparesia diabética leves a moderados, dos o tres tabletas de DAGLA® 50 mg tres veces al día son suficientes para lograr el alivio de la mayoría de los síntomas que generalmente se presentan debido al retraso en el vaciamiento gástrico. El tratamiento farmacológico siempre debe acompañarse de medidas higiénico-dietéticas tales como: fomento de la actividad física, el fraccionamiento de la dieta (4 a 6 veces por día con una prudente restricción en el consumo de grasas y fibra dietética) y desde luego un adecuado control metabólico.

El conveniente tamaño de la tableta ranurada de DAGLA® está especialmente diseñado para facilitar el proceso de deglución prácticamente en cualquier tipo de paciente (e.g. adolescentes y/o pacientes ancianos).




RECOMENDACIONES SOBRE ALMACENAMIENTO: Consérvese a temperatura ambiente a no más de 25 °C y en lugar seco.




ALTERACIONES DE PRUEBAS DE LABORATORIO: DAGLA® como agente antagonista de los receptores D2, puede producir un incremento transitorio de los valores séricos normales de prolactina. Este efecto es de carácter transitorio y guarda una estrecha relación dosis dependiente. Incremento de enzimas hepáticas (TGO, TGP, ?-TGP, fosfatasa alcalina).




BIBLIOGRAFÍA:

1. Goodman & Gilman´s “The Pharmacological Basis of THERAPEUTICS” eleventh edition, 2005;985-989.

2. De Maeyer JH et al.”5-HT4 receptor agonists: similar but not the same.” Neurogastroenterol Motil 2008;20:99-112.

3. The Merck Index 14th Ed: 5244. Maryadele J. O’Neil. Merck Research Laboratories Div. Of Merck & Co., Inc. N.J., U.S.A. 2006.

4. Martindale The Complete Drug Reference. 35th Ed:1268. Sean C. Sweetman. Pharmaceutical Press. London, U.K. 2006.

5. Yamada, T. et al. “Yakubutsudotai” Xenobio Metabol and Dispos 1994; 9:308 (GNA0602) Itopride Hydrochloride Gastrointestinal Prokinetic Agent. Drugs of the Future 1995, 20: 1220-1223.

6. Gupta S et al. ”Itopride: A novel prokinetic agent.” JK Science 2004;6(2):106-8.

7. “Itopride Hydrochloride Gastrointestinal Prokinetic Agent.” Drugs of the Future 1995, 20: 1220-1223.

8. Kamath S “Comparative Evaluation of the Efficacy and Tolerability of Itopride and Metoclopramide in Patients with Non-Ulcer Dyspepsia.” JAMA 2003;8:95-98.

9. Reddymasu SC et al. ”Domperidone: Review of pharmacology and clinical applications in Gastroenterology.” Am J Gastroenterol 2007;102:2036-45.

10. Wang B J et al. “Studies on bioavailabilty and pharmacokinetics itopride hydrochloride dispertion tablets” Pharmaceutical Care and Research 2003; 3:38-40.

11. Nakashima M et al. “Phase I study of HSR-803.” Jpn Pharmacol Ther 1993;21:4157–73.

12. Katagiri F et al.”Effects of itopride hydrochloride on plasma gut-regulatory peptide and stress-related hormone levels in healthy human subjects.” Pharmacology 2006;77:115-21.

13. Iwanaga Y et al. “Effect of a New Benzamide Derivative Itopride and Its Action Mechanisms in Conscious Dogs” Jpn. J Pharmacol 1996;71;129-137.

14. Farmacología Experimental y Clínica. Manuel Litter. Ed. El Ateneo. 7a. Edición 1988: 528-534

15. Iwanaga Y et al. “Characterization of Acetylcholinesterase-inhibition by itopride.” Jpn J Pharmacol 1994;66:317-322.

16. Kessler Robert M. et al. “High Affinity Dopamine D2 Receptor Radioligands. 1. Regional Rat Brain Distribution of Iodinated Benzamides” J. Nucl. Med. 1991; 32: 1593-1600.

17. Mushiroda T et al. “The involvement of flavin-containing monooxygenase but not CYP3A4 in metabolism of itopride hydrochloride, a gastroprokinetic agent: comparison with cisapride and mosapride citrate. Drug Metab Dispos 2000; 28:1231-7.

18. Holtmann et al. “A placebo-controlled trial of itopride in Functional Dyspepsia” N Engl J Med 2006;354:832-40.

19. Sawant P et al.”Comparative evaluation of the efficacy and tolerability of itopride hydrochloride and domperidone in patients with non ulcer dyspepsia” JAPI 2004; 52, 626-628.

20. Goswami BD. “Gastroesophageal Reflux Disease (GERD) and the role of Prokinetics: Focus on Itopride Hydrochloride.” The Indian Practitioner 2003;56:831-834.

21. Masayuki N et al. “Effect of itopride hydrochloride on diabetic gastroparesis.” Clinical Report 1997;31:105.

22. Tsubouchi T et al. “Stimulatory action of itopride hydrochloride on colonic motor activity in vitro and in vivo.” J Pharmacol Experimental Ther 2003;306:787-93.

23. Bielsa-Fernández MV et al. “Guías clínicas de diagnóstico y tratamiento de la dispepsia. MESA 1. Epidemiología, definición, clasificación.” Rev Gastroenterol Mex 2007;72(3):136-7.

24. Locke GR et al.”Prevalence and clinical spectrum of gastroesophageal reflux: a population-based study in Olmstead County, Minnesota.” Gastroenterol 1997;112:1448-56.

25. Dubois RW et al.”Consequence of frequent nocturnal gastroesophageal reflux disease among employed adults.” Aliment Pharmacol Ther 2007;25(4):487-500.

26. Remes-Troche JM, Rodríguez-González B, Valdovinos-Díaz MA. “La enfermedad por reflujo gastroesofágico en México. Revisión sistemática.” Rev Gastroenterol Mex 2006;71(2):151-9.

27. Patrick A et al. “Review article:gastroparesis”. Aliment Pharmacol Ther 2008;27:724-40.

28. Horowitz M.”Gastric emptying in diabetes: an overview.” Diabetes Med 1996;13 (9Suppl5):516-22.

29. Higgins PD.”Epidemiology of constipation in North America: a systemic review.” Am J Gastroenterol 2004;99:750-9.

30. Zolezzi FA. “Functional gastrointestinal diseases and Rome III” Rev Gastroenterol Peru 2007; 27(2):177-84.

31. Drossman DA. “Rome III – the functional gastrointestinal disorders”. Gastroenterology 2006;130(5):1377-90.

32. Whitehead et al. “Systematic review of the comorbidity of irritable bowel syndrome with other disorders: what are the causes and implications?” Gastroenterol 2002;122(4):1140-56.

33. Locke et al. “Overlap of gastrointestinal symptom complexes in a US community”.Neurogastroenterol Motil 2005;17(1):29-34.

34. Brandt et al. “Systematic review on the management of chronic constipation in North America”.Am J Gastroenterol 2005; 100 Supp1:S5-S21.

35. Kuiken SD et al. “Development of a test to measure gastric accommodation in humans”. Am J Physiol. 1999;277(6 Pt 1):G1217–21.

36. Tack et al. “Pathophysiology and treatment of functional dyspepsia”. Gastroenterology 2004; 127(4):1239-55.

37. Moayyedi P et al. Pharmacological interventions for non-ulcer dyspepsia (review) The Cochrane Collaboration 2006.

38. Mostafizur K. Medical treatments in the short term management of reflux oesophagitis (Review) The Cochrane Collaboration 2006.

39. Hirano I, Richter JE et al. “ACG Practice Guidelines: Esophageal Reflux Testing”. Am J Gastroenterol 2007;102:668-685.

40. Vaezi MF et al. “Role of acid and duodenogastroesophageal reflux in gastroesophageal reflux disease.” Gastroenterology 1996;111:1192-9.

41. Tack J et al. “Gastroesophageal reflux disease poorly responsive to single-dose proton pump inhibitors in patients without Barrett’s esophagus: Acid reflux, bile reflux or both?” Am J Gastroenterol 2004; 99:981-8.

42. Gupta S et al.”Effect of itopride hydrochloride on QT interval in adult healthy volunteers”. JK-Practitioner 2005;12(4):207-10

43. Toga T et al.”The 5-HT4 agonists cisapride, mosapride and CJ-033466, a novel potent compound, exhibit different Human Ether-a-go-go related gene (hERG)-blocking activities”. J Pharmacol Sci 2007;105:207-10.

44. Guidelines for Preparing Core Clinical Safety Information on Drugs - Report of CIOMS Working Group III. Geneva, WHO, 1995. (Chapter 5, Good Safety Information Practices) http://www.who-umc.org

45. Gürlich R. et al. “Randomized clinical trial of itopride for the treatment of postoperative Ileus after laparoscopic cholecystectomy”. Chir Gastroenterol 2004, 20:61-65

46. Talley NJ, Tack J et al.”Itopride in functional Dyspepsia: Results of two phase III multicenter, randomized, double-blind, placebo-controlled trials” 10.1136/Gut. 2007.132449

47. Choung RS, NJ Talley et a.l “A double-blind randomized placebo-controlled trial of itopride (100 and 200 mg t.i.d.) on gastric motor and sensory funtion in healthy volunteers”. Neurogastroenterol Motil 2007; 19, 180-187.

48. Tack J., et al. The effects of itopride on oesophageal motility and lower oesophageal sphincter function in man; Aliment Pharmacol Thera 2010 Blackwell Publishing Ltd.

49. Remes-Troche J.M., et al. The effects of Itopride on acid and non-acid reflux in patients with erosive gastro esophageal reflux disease (GERD), Gastroenterology 2011, May.

Hecho en Argentina por:

Tauro S. A.

Acondicionado por:

Arcano S. A.,

Coronel Martiniano Chilavert 1124

Para:

Quesada Farmacéutica S. A.

Distribuido en México por:

NYCOMED S. A. de C. V.

México

Reg. Núm. 292M2009 SSA IV.

®Marca registrada.




FORMA FARMACÉUTICA Y FORMULAción:

Cada TABLETA contiene:

Clorhidrato de itoprida 50 mg

equivalente a 45.4 mg de itoprida

Excipiente c.b.p. 1 tableta.




CONTRAINDICACIONES: DAGLA® está contraindicado en pacientes con hemorragia gastrointestinal, obstrucción mecánica o perforación intestinal, pacientes con hiperprolactinemia y en pacientes con hipersensibilidad a cualquier componente de la fórmula. No se use en menores de 12 años.




REACCIONES SECUNDARIAS Y ADVERSAS:
El tratamiento con DAGLA® ocasionalmente puede producir las siguientes reacciones secundarias y adversas: Clasificación de reacciones secundarias y adversas de acuerdo a su frecuencia según la O.M.S.

Muy común > 1/10(> 10%).

Común > 1/100 y < 1/10(> 1% y < 10%).

Poco común > 1/1,000 y <1/100(> 0,1% y < 1%).

Raro > 1/10,000 y < 1/1,000(> 0,01% y < 0,1%).

Muy raro < 1/10,000 (< 0,01%).

Alteraciones en el sistema cardio-hematopoyético:

Poco común: Leucocitopenia.

Alteraciones gastrointestinales:

Poco común: Diarrea, estreñimiento, dolor abdominal, sialorrea.

Alteraciones en el sistema endocrino:

Poco común: Elevación de prolactina.

Muy raro: Galactorrea, ginecomastia.

La elevación de la prolactina sérica es dosis dependiente, habitualmente a las dosis terapéuticas de 50 mg t.i.d se presenta en 5.8% vs placebo (5.1%) y a dosis de 100 mg t.i.d. 16.4% y de 200 mg t.i.d. 20.7%.

Alteraciones hepatobiliares:

Raro: Elevación de TGO, TGP, ?-TGP, fosfatasa alcalina.

Alteraciones dermatológicas y del tejido subcutáneo:

Raro: Rash, ardor, prurito.

Alteraciones del sistema nervioso:

Poco común: Dolor de cabeza, alteraciones del sueño.

Efectos generales y condiciones del sitio de administración:

Poco común: Dolor de espalda y/o pecho.

Alteraciones psiquiátricas:

Poco común: Irritabilidad.




PRECAUCIONES O RESTRICCIONES DE USO DURANTE EL EMBARAZO Y LA LACTANCIA: DAGLA® no deberá ser utilizado durante el embarazo ni la lactancia.




INDICACIONES TERAPÉUTICAS: DAGLA® es una benzamida sustituida (derivada del ácido benzoico) con propiedades procinéticas particulares ya que cuenta con un doble mecanismo de acción: actúa como antagonista de los receptores dopaminérgicos tipo D2 y tiene acción inhibitoria selectiva sobre la enzima acetilcolinesterasa. Por la sinergia de estas dos acciones, DAGLA® es útil para el tratamiento y alivio de los síntomas derivados de los trastornos directamente relacionados a la dismotilidad gastrointestinal y padecimientos asociados tales como la enfermedad ácido-péptica.

DAGLA® está indicado principalmente para el tratamiento de la enfermedad por reflujo gastroesofágico (ERGE) erosiva y no erosiva, particularmente aquella asociada al reflujo duodeno-gastro-esofágico (biliar), en la dispepsia funcional de acuerdo a los criterios diagnósticos de Roma II, tipo dismotilidad y tipo inespecífico o de acuerdo a Roma III, síndrome de malestar post-prandial y síndrome de dolor epigástrico, así como en la gastroparesia idiopática y diabética.

DAGLA® está indicado como terapia coadyuvante en algunos casos de Síndrome de Intestino Irritable (SII), particularmente en la variante estreñimiento (Roma II y Roma III) y en algunos casos de pacientes con estreñimiento crónico idiopático.

DAGLA® también es útil en el alivio de algunos síntomas gastrointestinales ocasionales tales como la distensión abdominal, anorexia, plenitud post-prandial, dolor o malestar abdominal por acidez y como coadyuvante en el control de la náusea y/o vómito.




INTERACCIONES MEDICAMENTOSAS Y DE OTRO GÉNERO: Se debe tener precaución si se administra DAGLA® conjuntamente con medicamentos anticolinérgicos, ya que podrían reducir su acción terapéutica.




LEYENDAS DE PROTECCIÓN: No se deje al alcance de los niños. Su venta requiere receta médica.
No se use durante el embarazo y lactancia. Literatura exclusiva para médicos. Contiene colorante rojo No. 6 que puede producir reacciones alérgicas.

PRECAUCIONES GENERALES: El uso de DAGLA® en pacientes geriátricos requiere de estrecha valoración del riesgo costo/beneficio. Los pacientes geriátricos suelen presentar hipofunción fisiológica y podrían aparecer reacciones adversas, por lo cual deben ser observados cuidadosamente, para que en su caso se reduzca la dosis o se interrumpa la administración del medicamento. Es de esperarse que en este grupo de pacientes las condiciones fisiológicas se encuentren disminuidas de forma particular. Como con el uso de cualquier otro medicamento, DAGLA® a pesar de no requerir específicamente el ajuste de la dosis en este grupo de pacientes, se recomienda su valoración de acuerdo al estado de salud.




PRESENTACIONES: Caja con 21 tabletas de 50 mg, caja con 30 tabletas de 50 mg, caja con 42 tabletas de 50 mg, caja con 60 tabletas de 50 mg, caja con 90 tabletas de 50 mg.




FARMACOCINÉTICA Y FARMACODINAMIA: DAGLA® (clorhidrato de itoprida), pertenece al grupo de sustancias derivadas de la amida del ácido benzoico denominadas benzamidas sustituidas, su nombre químico es: clorhidrato de N-[[4-(2-dimetilaminoetoxi)fenil]metil]-3,4-dimetoxi-benzamida o clorhidrato de N-(p-(2(-dimetilamino) etoxil) bencil) veratramida. La fórmula molecular condensada es: C20H26N204.HCl y presenta un peso molecular de 394.90 g.

El clorhidrato de itoprida es una sustancia inodora ligeramente amarga que se presenta en forma de polvo cristalino blanco o casi blanco, el cual es altamente soluble en agua, soluble en ácido acético y metanol, escasamente soluble en etanol y prácticamente insoluble en anhídrido acético. En solución acuosa tiene un pH entre 4.0 y 5.0 y tiene un punto de fusión entre 193 y 198 °C.

DAGLA® en diversos estudios ha demostrado eficacia terapéutica para el tratamiento de pacientes con trastornos de motilidad gastrointestinal, a través de un mecanismo de acción dual. La sinergia de su acción como un antagonista dopaminérgico y de la acción (selectiva, reversible y dependiente de la dosis) inhibitoria de la acetilcolinesterasa, da como resultado un incremento de la motilidad gastrointestinal, favoreciendo el vaciamiento gástrico además de disminuir el número de las relajaciones transitorias del esfínter esofágico inferior (RTEEI).

DAGLA® inhibe tanto la acetilcolinesterasa (AChE) como la butirilcolinesterasa (BuChE); sin embargo, los diferentes ensayos han demostrado que la concentración media de inhibición (IC50) de la itoprida es 100 veces mayor con la AChE que con la BuChE. A diferencia con la neostigmina, la inhibición de la AchE es 10 veces menor. La IC50 de la itoprida con la AchE es 200 veces mayor en la anguila eléctrica y 50 veces mayor en el cobayo que la de la neostigmina.

DAGLA®, además de su acción sobre la acetilcolinesterasa, es un antagonista dopaminérgico y por lo tanto bloquea la inhibición de la motilidad de la musculatura gástrica inducida por la dopamina, de manera dosis-dependiente.

Los receptores dopaminérgicos están ligados a proteína G; la diferencia entre estos grupos de receptores radica en el tipo de proteína G y los agentes mensajeros utilizados. Todos los receptores ligados a proteína G constan de una porción extracelular que tiene el grupo amino-terminal, una porción proteínica con 7 dominios que atraviesan la membrana y una porción intracelular que posee la terminación carboxilo que con frecuencia se asocia a un grupo palmitol. Las propiedades fisicoquímicas de DAGLA® influyen en su acción in vivo. La afinidad más específica de la itoprida a los receptores periféricos que a los receptores centrales ha sido asociada a su estructura química y a su grado de lipofilicidad; por lo tanto no se han detectado efectos extrapiramidales clínicamente relevantes al no atravesar la barrera hematoencefálica.

DAGLA® no interactúa con los receptores 5-HT4, por lo cual no incrementa el intervalo QT.

La selectividad y el exclusivo mecanismo de acción de este procinético claramente lo separa de los compuestos de generaciones anteriores al minimizar el potencial de efectos secundarios y por lo tanto proporcionar un perfil de seguridad favorable para obtener mejores resultados de alivio de síntomas relacionados con la hipomotilidad.

DAGLA® se absorbe rápidamente. La concentración plasmática máxima se alcanza a los 35 minutos después de la administración oral de una dosis de 50 mg y la vida media es de 5.77±0.33 horas. Su absorción no se ve afectada por la ingesta concomitante con alimentos y tiene una biodisponibilidad del 60%.

Parámetros farmacocinéticos:

Dosis (mg)

Cmáx (µg/mL)

Tmáx
(h)

AUC0~8 (µg.h/mL)

T1/2 (h)

50

0.28±0.02

0.58±0.08

0.75±0.05

5.77±0.33

En ensayos en modelos animales (ratas), se demostró que las concentraciones plasmáticas alcanzaron el máximo nivel en casi todos los órganos y tejidos entre 1 a 2 horas después de la administración oral de una dosis única (5 mg/kg) de DAGLA®.

Las concentraciones plasmáticas fueron más altas en riñones, intestino delgado, hígado, glándulas suprarrenales y estómago que en sistema nervioso central, por ejemplo, cerebro y médula espinal. La unión a proteínas plasmáticas es del 96%.

DAGLA® es metabolizada por acción de la flavin-monooxigenasa (FMO1 y FMO3) y su metabolito principal se encuentra en forma de N-óxido. La itoprida carece del riesgo de interacciones con fármacos que se metabolizan en el citocromo P450 (como macrólidos y fármacos antimicóticos) y es muy poco probable que cause arritmias cardiacas o cambios en el ECG ya que no se metaboliza por la vía del citocromo P450 isoenzima CYP3A4.

Su excreción es principalmente por vía urinaria en un 89.4% en 24 horas, 67.5% en forma de N-óxido y un 4.14% es eliminado sin cambios.




MANIFESTACIONES Y MANEJO DE LA SOBREDOSIS O INGESTA ACCIDENTAL: Los datos obtenidos de los diversos estudios de toxicidad aguda y sub-aguda en diversos modelos animales con clorhidrato de itoprida a diversas dosis, no indican ningún riesgo potencial de toxicidad para este compuesto por sobredosificación. Sin embargo, en el caso de presentarse algún evento o episodio en donde se tenga alguna sospecha de sobredosis por ingesta accidental o intencionada en donde el paciente manifieste datos clínicos de intoxicación aguda, se deberá proceder inmediatamente a aplicar las medidas de soporte vital cerebro-cardio-pulmonar universalmente aceptadas para el manejo convencional de todas las intoxicaciones.